jueves, 19 de junio de 2008

Las Ons

Casi es inevitable hablar de la isla de Ons cuando nos referimos al Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Al conjunto de islas e islotes que forman una barrera norte-sur protegiendo la ría de Pontevedra se le denomina Las Ons.

La isla principal presenta asentamientos desde la Edad de Bronce,la presencia de dos castros, en la descripción de la península Ibérica fue citada por Plinio con el nombre de Aunios,y tuvo épocas en las que quedó desierta consecuencia de los piratas o, posteriormente un floreciente comercio por su dedicación a la salazón o al pulpo(este último de una calidad excepcional, podemos dar fe).

Es una pequeña comunidad en la que los lugareños están en una situación de limbo legal. La pertenencia a distintos dueños a lo largo de la historia, ya privados o públicos, ha hecho que en los últimos años la Xunta de Galicia (a la que fue transferida) trate de desentrañar el galimatías de papeleos legales para arreglar su estatus jurídico. Sus colonizadores, originarios de la península del Morrazo(entre las rías de Pontevedra y Vigo), no dejan de reivindicar la propiedad de sus casas y sus tierras trabajadas tanto tiempo.Su dedicación al mar ha pasado a ser también al turista y cada vez más frecuente visitante.

En el entorno de las islas atlánticas es un paraje quizás menos espectacular que las islas Cíes, pero tan encantador como las anteriores.Igual que estas tiene un marcado contraste entre el lado occidental, muy accidentado, y el oriental donde tenemos las playas y la zona que eligieron los pobladores para asentarse. Aunque no tiene ríos permanentes si hay fuentes y manantiales entorno a los cuales se fueron formando las aldeas.



La variedad de su ecosistema marítimo-terrestre hace que sea un lugar privilegiado para el avistamiento de aves marinas, delfines, algún cachalote o tortugas (todo ello por la riqueza en nutrientes y oxígeno gracias al afloramiento de corrientes frías frente a las Rias Bajas). En tierra no hay depredadores que impidan la proliferación de conejos, se observan musarañas y nutrias (estas en número escaso). En cuanto a vegetación poco hay que añadir al imperio del matorral salvo algunos pinos, eucaliptos, sauces o alisos.

Como en el caso de las ría islas Cíes, aquí tenemos líneas marítimas(solo funcionan de junio a septiembre)para ir desde Marín, Bueu, Aldán (todas de la península del Morrazo) y Sanxenxo-Portonovo .

La caseta de turismo que hay junto al muelle nos proporciona mapas y rutas con grado de dificultad o longitud según las apetencias del visitante, incluso visitas guiadas.



Junto al puerto hay dos o tres restaurantes (propiedad de isleños) nosotros probamos en "Casa Acuña" (contacto:986 687699 y 986 320048) con una variada carta de mariscos,caldereta de pulpo, pimientos de padrón, pescado.Entre estos platos sin gluten podemos destacar, la caldereta, todo un lujo para el paladar.Es un pulpo capturado en las mismas rocas de la isla, como es el caso del resto de los platos, de una calidad fuera de serie. También, en este mismo local, nos dan la posibilidad de alquilar casa rural por días, semanas o mes.
La otra opción es el bocadillo o el picnic que nos llevemos de casa porque, una vez iniciadas las rutas, ya se sabe que no hay puestos de avituallamiento.

Nosotros nos decidimos por un primer contacto con la parte sur de la isla y seguimos la ruta que nos llevaba en esa dirección, como no íbamos bien equipados para hacer senderismo, sino que pensábamos, en principio, en un descanso playero, atajamos en el sendero del sur. Nos hicimos una idea cortando junto al camping (que es gratuito, pero hay que reservar con bastante antelación en la página de la isla de Ons) y pasamos a la vertiente occidental volviendo, por el final del camino, hacia el muelle.
Otra de las rutas nos lleva hasta el faro que curiosamente está revestido de azulejos y, con casi siglo y medio a sus "espaldas", es uno de los de mayor alcance de España.
En el lado oriental tenemos varias playas como la de Melide, nudista, y otras de menor tamaño, junto a la zona del puerto, la más típica es la llamada Area dos Cans.



Tenemos opciones, por tanto, para caminar, tomar el sol, gastronomía, historia o disfrutar de un refresco en un chiringuito contemplando la fusión del verde y el azul que nos brindan la costa, el cielo y el mar o las pinceladas y matices que da un día nuboso.


6 comentarios:

FLOR dijo...

Hola!
precioso paisaje, lo que daría ahora mismo por estar tumbada en esa arena blanca, y darme un chapuzón en esas aguas limpias y cristalinas...y que decir de la caldereta de pulpo!!!se me hace la boca agua!!!
chao

jucaralva dijo...

Pues nada a por la toalla, el "bañata" y la protección solar. Todo es cuestión de planear y...reponer fuerzas!!! ;)

MARISA o famalap dijo...

Sólo es cuestión de organizar una gran escapada a Galicia, hacer la ruta de la ribera sacra y descansar en cualquiera de las dos maravillosas islas...ah!!! comiendo la mar de bien. Si luego os sabe todo a poco, tenéis Pontevedra,Santiago, Coruña,Lugo, su costa de norte a sur, las fragas del eume...uf!!! es cuestión de organizarse!!!
Bicossss

Caminarsingluten dijo...

Esta visto, que con el evento de HEMC, nos hemos perdido maravillas como este relato de Las Ons, y que como siempre acompañas con magníficas fotografías, que hacen aún más acogedor este estupendo blog.

Siempre es un placer el viajar con vosotros, y el que nos mostreis lugares donde poder caminar.

Un fuerte abrazo.

Ana y Víctor.

Tawaki dijo...

Muy interesate tu comentario y muy bellas las fotos. Ya me he apuntado el destino para cuando tenga unos días libres.

Un abrazo.

jucaralva dijo...

Caminantes: Siempre se llevan la fama las Islas Cíes y , sin embargo, no hay que olvidarse de las Ons.
Gracias por acordaros de este blog después del tremendo trabajo que os ha supuesto la organización del evento HEMC.

Tawaki: Aquí podemos hacer de todo un poco así que no te decepcionará la visita.