lunes, 17 de noviembre de 2008

Notas sobre Barcelona (I)

Como en el caso de tantas otras ciudades una dilatada historia recorre las venas de Barcelona. Ya sea desde finales del neolítico, pasando por la cultura ibera (en esta zona los layetanos), las nieblas de su fundación quieren su origen en el mito de Hércules o el paso de Aníbal Barca en su camino hacia Roma. Nos encontraremos con la Barcino romana, los inicios del cristianismo dejando su huella (como la basílica de la Santa Cruz), la Barchinona visigoda, la Barshiluna musulmana pasando por su época carolingia, su conversión en centro político, económico,social, cultural y comercial en la Edad Media y, con altibajos, entraría como tantos otros casos a formar parte de las luchas a las que la llevó la unión con la Corona de Castilla. La Guerra de Sucesión, principios del siglo XVIII deja a Cataluña sin sus instituciones. La historia nos habla del paso de las tropas napoleónicas en la guerra de la independencia. La recuperación económica a finales del siglo XVIII y la industrialización del siglo XIX devuelven a Barcelona su importancia política y cultural de los que una muestra es la Exposición Universal de 1888. Desde ese momento se vive un fuerte crecimiento demográfico y geográfico absorbiendo poblaciones limítrofes que tendría su continuidad en el siglo XX. Tras la guerra civil, entra en un período de letargo por el apoyo de la ciudad a la República. Los años 60 dan un nuevo impulso a la ciudad con la llegada de inmigrantes de otras partes de España, pero es a partir de la llegada de la democracia cuando se produce un nuevo desarrollo sociocultural y urbanístico lo que la convierten en una ciudad cosmopolita.(Todo este pequeño resumen lo elaboré a partir de la wikipedia donde lo tenéis mucho mejor explicado y ampliado).

Nuestro viaje comenzó intentando aprovechar el día, aunque la llegada y traslado al hotel se produjo sin incidencias, entre unas cosas y otras se nos echó encima la hora de comer. Teníamos referencia del Restaurante Da Paolo. No estaba muy lejos del hotel, pero había que andar un rato. Pudimos comer en un día caluroso en un ambiente tranquilo,fresco y con la confianza de que el menú incluía platos sin gluten.
Una vez con las pilas cargadas cogimos el autobús turístico y siguiendo el recorrido de la ruta azul llegamos a Montjuïc. Allí subimos hasta el castillo en el funicular y disfrutamos de las vistas de la Ciudad Condal.





Continuando el recorrido del autobús paramos en Las Ramblas: todo un paseo al que no se puede renunciar si visitas la ciudad. Desde la Plaza de Cataluña hasta la estatua de Colón, ya en el puerto, no hay rincón que no llame la atención. Mucho más si observas la bulliciosa vida que apretada entre sus terrazas, mercadillos, pintores, flores, mimos o músicos te lleva y trae de un lado a otro.
En nuestro caso, no podíamos dejar pasar la ocasión de enseñar a los niños esa explosión de actividad y un lugar tan típico.





De nuevo en el autobús seguimos hasta una nueva parada esta vez al otro lado del Barrio Gótico, junto a la Catedral que, precisamente, comienza en Las Ramblas y es el cogollo de lo que hoy es la ciudad.No todo son grandes monumentos ni envidiables rincones también tenemos el barrio "de ahora" con las calles tan modestas como en cualquier otro lugar del mundo. Adentrándonos entre sus propuestas pudimos disfrutar de un entorno fantástico desde "La Seu", con su mercadillo, paseamos por la calle Bisbe, entre atracciones para niños o músicos callejeros, hasta la plaza de San Jaume donde pudimos atiborrarnos de bocadillos sin gluten en Conesa.







Como el autobús turístico ya había concluído su horario regresamos al hotel en un medio de transporte rápido y barato que los niños no habían utilizado nunca: el metro (se nos hizo un poco más complicado por los despistes ocasionados por las obras en una de las líneas).

8 comentarios:

Prydwen dijo...

Qué bueno el mini-reportaje! Hay en mente más entregas sobre otras ciudades españolas??? :D
Por cierto, qué envidia poder atiborrarse en un bar de bocadillos sin gluten, yo sigo en la búsqueda de un sitio así en mi ciudad (lo encontraré!!!).
Un saludo, Prydwen

Caminarsingluten dijo...

¡Gracias Juan! por hacernos este relato de una ciudad tan bonita como Barcelona, a la que hace años que no vamos, y a la que ahora con tus indicaciones tendremos que volver, ya que nos has "fotografiado" con tus palabras una ciudad especial y con tus imagenes una muestra de la realidad.

Lo de los "bocatas" sin gluten seguro que os gusto a todos, como seguramente todo lo demás.

Un abrazo, y buenos viajes.

Ana y Víctor.

Debora dijo...

Estupendo reportaje...
Me traen muchos recuerdos al ver las fotos tan bonitas que habéis hecho, pues Barcelona es la ciudad donde pase mi infancia!!!
Un saludo :))

jucaralva dijo...

Gracias Prydwen esperamos colgar otro mini reportaje en unos días también sobre Barcelona y para seguir con la zona un paseo por el monasterio de Montserrat.
Más adelante puede aparecer otro "mini" sobre A Coruña y Aranjuez.
Besos.

Caminantes: apreciamos vuestra visión positiva y esperamos continuar "fotografiando" más lugares.
Por cierto, los "bocatas", efectivamente, nos gustaron a todos.También, todo hay que decirlo, ayudaba el hambre feroz que llevábamos "a cuestas".

Abrazos y besos a todos.


Debora: nos alegra enormemente que te haya gustado el "post" teniendo en cuenta que, al haber vivido en esta ciudad, tendrás una visión mucho más completa de ella.
Besos.

Juan Carlos.

Saha dijo...

Me encanta Barcelona, desde siempre. Es una pena no poder ir con más frecuencia por allí porque cuanto más la visitas, más te enamora la ciudad.

Y con la evolución y ampliación de los sitios sin gluten que ha experimentado la ciudad ya no puede decir ningún celiaco que es complicado ir!

Finalmente el nuevo nombre y la nueva dirección del blog son:

La Casa Sin Gluten/Free
http://lacasasin.blogspot.com/

Quedan muchas cosas por poner aún bien, pero ya está este activo y el otro no existe.

jucaralva dijo...

Hola Saha: A nosotros nos pilla lejos, pero esperamos tener la posibilidad de acercarnos de nuevo para conocerla un poco mejor.
Nos alegra que puedas disfrutar de tu "nueva casa" y esperamos que "la mudanza" no se te haya complicado demasiado.

Juan Carlos.

FLOR dijo...

Siempre digo que tenemos que ir un fin de semana a Baecelona y callejear, que maravilla tantos bocadillos sin gluten para elegir!
chao

jucaralva dijo...

Hola Flor: desde luego, en esta ciudad se lo están currando muy bien. Si a las maravillas de Barcelona le añades las posibilidades que nos dan las viandas sin gluten pues mejor que mejor.
Besos.

Juan Carlos.