martes, 22 de marzo de 2011

Crucero por el Mediterráneo Occidental (I)

Aunque este recorrido por el "Mare Nostrum" romano empezó en Barcelona creemos que ya hay un pequeño apunte en nuestro post sobre la Ciudad Condal. Así que empezamos con unas pinceladas sobre la ciudad y el puerto que nos acogen en nuestra primera escala.

Palma de Mallorca nos muestra desde el mismo Costa toda una panorámica de la zona del puerto con su catedral mirándose en la bahía dándonos la bienvenida.



Desde que los romanos pusieran su impronta por estos lugares en los que parecía florecer un poblado talayótico (típico de los pueblos asentados en Mallorca y Menorca anteriores a nuestra era) muchos acontecimientos han tenido lugar por estas islas. Como importante asentamiento para comercio en el Mediterráneo pasaron vándalos, bizantinos o musulmanes (con el emblemático Palacio de La Almudaina), la quisieron reyes (Jaime I o Felipe V) o piratas. Vivió sus épocas de esplendor (comerciando con el Magreb y las repúblicas italianas o renaciendo de sus decadencias con Carlos III) hasta que llegó la última invasión que es el turismo (léase nosotros entre otros muchos, claro).



Como ya habíamos visitado estos parajes con anterioridad nos quedamos tan ricamente descansando, mientras otra parte de nuestra "expedición" lograba contactar con amigos que viven en este enclave mediterráneo. Se acercaron a saludarles y disfrutar del escaso tiempo que parábamos en este puerto.

Creemos que merece la pena dedicar algo más que una referencia a Palma y, aún mejor, a la isla de Mallorca. Así que pondremos, con posterioridad al crucero, referencias tanto a nuestra visita (muy anterior a este viaje) como a la celiaquía. Eso si, las fotos ya tienen unos años, pero el lugar de referencia sigue siendo igual de interesante.


2 comentarios:

MARISA o famalap dijo...

Venga, venga.... la segunda parte!! que se te acumula el trabajooooo.

Bicosssss

Caminarsingluten dijo...

Se nos había pasado este estupendo viaje, ya que pensábamos que el blog continuaba parado.

Nos ha gustado mucho volver a ver que lo habéis retomado y así disfrutamos de vuestra experiencia.

Besotes y abrazos

Ana y Víctor.